BUENOS DÍAS 11 a 14 de OCTUBRE

Martes, 11 de octubre

 El hombre y el  mundo

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.

Cierto día, su hijo de 7 años invadió su laboratorio decidido a ayudarle a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lugar. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención. En una revista encontró el mapa del mundo y con unas tijeras lo recortó en forma de puzle. Calculó que al pequeño le llevaría días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente.

Papá, ya hice todo.

Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?

Hijo, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lograste armarlo?

Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre… Así que di vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que si sabía cómo era. Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo.

Todos estamos llamados a realizarnos como personas, todos debemos descubrir nuestro camino y trazar nuestro proyecto personal de realización humana: es decir, nuestro “proyecto de vida”. Por ello, debemos reflexionar sobre la propia vocación y los medios más aptos para realizarlo.

VÍDEO OPCIONAL (Exprésate todos los días, 2:30 min) https://www.youtube.com/watch?v=EcUdD9TAsQM

ORACIÓN: Abre nuestra vida, Señor

 Abre nuestros ojos, Señor,

para que podamos verte a ti en nuestros hermanos y hermanas.

Abre nuestros oídos, Señor,
para que podamos oír las invocaciones de quien tiene hambre, frío, miedo, y de quién está oprimido.

Abre nuestro corazón, Señor,

para que aprendamos a amarnos los unos a los otros como tú nos amas.

Danos, otra vez tu Espíritu, Señor,

para que nos volvamos un sólo corazón y una sola alma en tu nombre.

Amén.

María Auxiliadora de los Cristianos, Ruega por nosotros.

 

Jueves, 13 de octubre

Gente con proyectos

 Alberto Marvelli nació en Italia en 1918, siendo el segundo de once hermanos. Cuando era un niño aistía al Oratorio Salesiano. Siempre fue disponible; llegó a ser catequista y animador: la mano derecha de los Salesianos. Le gustaba y practicó todo tipo de deportes. A los 17 años escribió su proyecto de vida y lo renovó a lo largo de su vida. Brindó sus servicios a la Iglesia de su pueblo como vicepresidente de Acción Católica. Como estudiante de ingeniería en Bolonia, tomó parte activa en la Federación Universitaria Católica.

En 1942 se graduó y empezó a trabajar en la Fábrica italiana de automóviles FIAT. Durante la Segunda Guerra Mundial fue un apóstol de los desamparados y una verdadera providencia para los pobres. Como ingeniero se le asignó el cargo de asesor municipal del departamento de vivienda y reconstrucción. Él solía decir: “A los pobres se les atiende de inmediato, los demás pueden esperar”. Fue reconocido por todos como un cristiano comprometido. Murió al ser atropellado por un camión militar en 1946. Fue, como quería Don Bosco, un buen cristiano y un ciudadano honrado, comprometido con la Iglesia y la sociedad con un corazón salesiano. Cuando joven, su lema era: Vivir avanzando hacia arriba o morir. Fue beatificado el 5 de setiembre de 2004 por el Papa San Juan Pablo II.

 Desde ya, desde hoy mismo, podemos ir proyectando nuestra vida de manera que nuestras decisiones y acciones diarias vayan construyendo nuestro futuro. Construir una vida al estilo de Don Bosco. Siempre disponible para hacer el bien.

Saber hacer de la vida un compromiso y un proyecto que piensa siempre en los demás.

Las circunstancias, las personas y los lugares nos influyen, pero no cambian el proyecto de vida en lo esencial.

Nuestro mundo será nuestro en la medida que seamos nosotros mismos.

Oración:

 Tú esperabas con ansia, mi respuesta, mi fuerza….
Yo escuché cada una de tus palabras,
tu grito y tus susurros,
y puse en tu boca un canto nuevo,
una voz menos urgente, menos desesperada,
un canto de evangelio, de justicia, de verdad.
Yo no quiero sacrificios estériles, u ofrendas vacías.
No necesito nada de eso.
Quiero que abras el oído para escuchar mi voz,
y todas las voces del mundo.
Entonces tú me dices que estás aquí,
que quieres hacer mi voluntad
y yo me alegro hasta la entraña,
porque mi voluntad es tu bien,
y el bien de cada ser humano.
Proclamas la salvación ante la gran asamblea,
y tu vida habla de amor, de esperanza y de Vida.
Y yo, el Señor, lo sé.

María Auxiliadora de los Cristianos, Ruega por nosotros.

 

Viernes, 14 de octubre

Una Joven del Movimiento Juvenil Salesiano

Deborah tiene 26 años y forma parte de la parroquia San Juan Bosco de su localidad. En este curso forma parte del equipo inspectorial del   Movimiento Juvenil Salesiano. Este es su testimonio:
“Desde que empecé la catequesis siempre he ido a los grupos de fe y ya a los 14 empecé como animadora. Creo que hay una parte de los jóvenes con ideas muy claras, con ganas de comerse el mundo, de descubrir, crecer, aprender, vivir. Pero también veo otra parte que está perdida, sola, sin rumbo y que necesitan que alguien les acompañe. Necesitan saber que estamos ahí, que no están solos. Les tenemos que ayudar a descubrir la belleza de la vida.

Cuando me comentaron la oportunidad de estar en el Movimiento Juvenil Salesiano inspectorial, una de las cosas que me hizo decidirme fue poder seguir de algún modo en proyectos para los jóvenes y siempre que puedo intento estar en la parroquia y ayudar donde se necesite. Evidentemente en mi proyecto de vida está el voluntariado, y el que he vivido es el voluntariado salesiano. Para mí seguir acompañando a los jóvenes es importante, me resulta difícil alejarme. Evidentemente con el paso del tiempo la forma de relacionarme con ellos ha ido cambiando, pero sigue siendo una parte importante de mi vida.

Seguir a Jesús es mi forma de vida y en todo lo que hago está presente mi compromiso cristiano. No lo concibo de otra manera, es mi forma de vivir la vida.

A los jóvenes les invito a que luchen por seguir adelante y que intenten dar todo lo que tienen, todo lo que son a los demás. Que intenten ofrecer a otros jóvenes lo mejor de ellos mismos para que no se pierdan este regalo llamado Don Bosco.

A los mayores les sugiero que sobre todo estén disponibles para los jóvenes. A veces lo que necesitan es que simplemente estemos, no que hagamos actividades o juegos. Estar atentos y dispuestos a escucharles de verdad, de corazón como Don Bosco”.

(Tomado del Boletín salesiano )

 

ORACIÓN

Una voz en mi interior me dice: Te necesito.

Una voz fuera de mí me dice: No haces falta.

Una voz dentro de mí me dice: Te elegí para que seas mi amigo.

Una voz de fuera me dice: No te hagas ilusiones.

Una voz interior me habla y dice: El mundo se siente huérfano.

Una voz exterior me dice: El mundo ya es grandecito para necesitar un Padre.

Una voz interior me dice: ¡Eres libre! La decisión es tuya.

¡La voz de fuera calla!

María Auxiliadora de los Cristianos, Ruega por nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s