BUENOS DÍAS ESO 15 a 18 de NOVIEMBRE

Martes, 15 de noviembre

¿SIRVE DE ALGO REZAR? A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO

 Dicen que un día iba un hombre por un camino con un carro lleno de comida y de repente, el carro se rompió, sin posibilidad de llegar al destino. El carretero se quedó mirando su carro allí parado en el camino y de repente tuvo la suerte de encontrarse con San Bernardo que, cosas de la vida, iba paseando por allí. Entonces, el carretero le rogó al santo que le pidiese a Dios que reparase su carro para que pudiese continuar su camino a lo que San Bernardo respondió: “Yo rogaré a Dios por ti, amigo mío, pero mientras tanto, coge un mazo y empieza a reparar la rueda rota del carro”.

 

REFLEXIÓN

 Si alguna vez te pasa algo que no esperas o deseas, está muy bien que te encomiendes a Dios, que empieces a rogarle, a pedirle, rezando, que no te pase nada malo, que te saque de esa situación, pero, si de verdad quieres salir, trabaja para solucionar el problema. No te quedes de brazos cruzados mientras esperas que venga Dios y a través de un milagro solucione todos tus problemas. Si Dios, cuando va a ayudarte, te pilla trabajando o esforzándote por salir de esa situación, seguro que te ayuda más que si no lo haces.

Es posible que alguna vez un milagro nos saque de un apuro, pero por si acaso y mientras tanto, hagamos todo lo posible para solucionarlo nosotros mismos con nuestro esfuerzo y trabajo.

La oración es importante y necesaria porque por medio de ella expresamos nuestra gratitud a Dios y le pedimos que bendiga nuestro esfuerzo y trabajo. Dios nos da las fuerzas y la inteligencia para conseguir lo que nos proponemos y eso siempre debemos reconocerlo. Pero el hecho que sea él quien nos da todas las cosas no es un pretexto para ser holgazanes, ¡hay que trabajar!

 

ORACIÓN

 Dios te salve María… 

 María Auxiliadora de los Cristianos, Ruega por nosotros.

 

Miércoles, 16 de noviembre

SOLIDARIDAD

 Un hombre tenía un caballo y un asno. Un día que ambos iban camino a la ciudad, el asno, sintiéndose cansado, le dijo al caballo:

– Toma una parte de mi carga si te interesa mi vida.

El caballo haciéndose el sordo no dijo nada y el asno cayó víctima de la fatiga, y murió allí mismo. Entonces el dueño echó toda la carga encima del caballo, incluso la piel del asno. Y el caballo, suspirando dijo:

– ¡Qué mala suerte tengo! ¡Por no haber querido cargar con un ligero fardo ahora tengo que cargar con todo, y hasta con la piel del asno encima!

 

REFLEXIÓN

 Cada vez que no tiendes tu mano para ayudar a tu prójimo que honestamente te lo pide, sin que lo notes, en ese momento, en realidad te estás perjudicando a ti mismo.

¿Eres generoso con tu tiempo, lo dedicas a los demás?

Piensa en tus actitudes diarias, en tu disponibilidad, en tu cercanía a los que están cerca de ti.

 ORACIÓN

 Tú Señor eres modelo de generosidad con todos los hombres,

hasta el punto de dar tu vida por nosotros.

Ayúdanos a saber cuándo nos necesitan nuestros compañeros, nuestra familia, nuestros amigos…

Danos generosidad para estar siempre disponibles,

Para estar alegres haciendo el bien por los demás.

Te lo pedimos Padre bueno. Amen

 

María Auxiliadora de los Cristianos, Ruega por nosotros.

 

Jueves, 17 de noviembre

SI YO FUERA DIOS, HARÍA…

Cuentan que el viejo sufí Bayacid decía a sus discípulos: «Cuando yo era joven, era revolucionario, y mi oración consistía en decirle a Dios: “Dame fuerzas para cambiar el mundo.” Pero más tarde, a medida que me fui haciendo adulto, me di cuenta de que no había cambiado ni una sola alma. Entonces mi oración empezó a ser: ” Señor, dame la gracia de transformar a los que estén en contacto conmigo, aunque sólo sea a mi familia.” Y, ahora, que soy viejo, empiezo a entender lo estúpido que he sido. Y mi única oración es ésta: “Señor, dame la gracia de cambiarme a mí mismo.” Y pienso que si yo hubiera orado así desde el principio, no habría malgastado mi vida»

 

REFLEXIÓN

¿Cómo ser pacifista si no se respira paz? ¿Cómo hablar de la libertad si no se es espiritualmente libre? ¿Cómo predicar el amor si no se ama? ¿Qué sentido tiene exigir la justicia con palabras agresivas e injustas? ¿Cómo esperar respeto de los hijos si no se les respeta? ¿Cómo exigir a los padres cuando no se es exigente consigo mismo?

Si yo fuera Dios…. Haría. El único modo de hacer cosas que cambien lo que tenemos alrededor es conseguir que nuestro cambio irradie. Un hombre en paz consigo mismo no necesita hablar de la alegría, porque le saldrá por todas sus palabras. Un ser humano con verdadera fe en sus ideas las predicará sin abrir los labios, simplemente viviendo.

 

ORACIÓN

Le pedí a Dios que me diera Fortaleza

Y me mandó circunstancias adversas para que la pudiera desarrollar

Le pedí a Dios que me diera Paciencia…

Y me presentó situaciones para aprender a esperar.

Le pedí a Dios que me diera misericordia por los demás.

Y me puso personas a quienes ayudar.

Le pedí a Dios que me diera Perseverancia….

Y permitió que a veces no me fuera bien para volverlo a intentar.

Le pedía a Dios que me diera más Fe….

Y me presentó su Palabra, para que la leyera, la creyera y la aplique a mi vida cada día más.

Le pedí a Dios que me ayudara en medio de la adversidad….

Y me dijo que aprendiera a confiar más en él que en las circunstancias que pudiera atravesar.

 

María Auxiliadora de los Cristianos, Ruega por nosotros.

 

 Viernes, 18 de noviembre

 

EL MAR ESTÁ FORMADO POR PEQUEÑAS GOTAS

Muchas veces dejamos de ayudar a otra persona porque nos parece que no le podemos dar mucho, sin embargo para ella puede ser suficiente. Hay ocasiones que no sabemos ser valientes por vergüenza a quedar en ridículo, no pensamos que sin esa gota, el mar es menos mar.

Demasiado a menudo nos sentimos pequeños e impotentes, y pensamos que nuestras acciones sirven de poco. Madre Teresa de Calcuta solía repetirle a Dominique Lapierre: “El océano está hecho de gotas de agua, así que tu gota es importante porque, con otras gotas, podemos hacer océano”. Excelente frase respaldada por una vida ejemplar, ella hizo lo que predicó y confío en Dios. Confía tú también en él. Si no haces nada, si no luchas por lo que quieres, no arriesgas…nunca conseguirás nada. Siempre hay que luchar…aunque el camino no se vea con claridad.

 En la carta a los Gálatas, San Pablo dice: «No nos cansemos de hacer el bien». Este fin de semana no desperdiciemos las ocasiones que se nos brindan para hacer el bien: en el grupo, con la familia, con mis amigos…

 

 ORACIÓN

 Señor, haznos fuertes cuando estamos llenos de miedo,

cuando todo parezca derrumbarse.

Nunca dejes que perdamos la esperanza.

Enséñanos a mirar a nuestro alrededor con otra perspectiva.

Llena nuestro corazón

y danos el coraje para hacer frente a las adversidades.

Nadie nos puede desalentar.

Somos los únicos que podemos elegir:

bajar los brazos o seguir peleando.

La vida no es fácil, a veces pasamos por pruebas difíciles,

pero siempre debe existir la fuerza necesaria

que nos permita levantarnos y seguir caminando.

Amén.

María Auxiliadora de los Cristianos, Ruega por nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s